Una alternativa a Amazon: ¡Payhip!

Hoy voy a hablarles de una alternativa bastante molona a Amazon: Payhip. Todo autor que quiere vender sus libros por internet normalmente opta por subirlos a Amazon. No me malinterpreten. Amazon es una opción más que válida. La mayor ventaja es acceder a un amplio público, que son los usuarios de Amazon. Sin embargo, también es difícil hacerse un hueco entre tantos autores, aunque Amazon siempre nos ofrece la promoción gratuita (cinco días cada dos meses) de nuestro libro. Hay dos tipos de comisiones que podemos elegir. Bien podemos llevarnos un 35% o un 70% de los beneficios. Para poder fijar el precio mínimo (0,99 USD, y así con cada divisa) debemos escoger el 35%. Amazon nos ingresará el dinero correspondiente (a través de transferencia electrónica, bancaria o de cheque) en un plazo aproximado de sesenta días posteriores a la finalización del mes natural. Es decir, que tienen sesenta días para ingresarnos el pago de las ventas que hayamos hecho ese mes. Lo cierto es que con Kindle Publishing Direct es bastante fácil e inmediato subir un libro a Amazon, que acepta bastantes formatos (doc, pdf, epub…) aunque todos los acaba convirtiendo a mobi (azw), que es el formato para Kindle.

Y es aquí donde comienzan mis inconvenientes y mis ansias de buscar alternativas. Por un lado, no todos los lectores tienen un e-book Kindle: existen otros e-readers que no leen el formato mobi. No obstante, es cierto que convertir los libros es sencillo. Por ejemplo, puedes descargarte gratuitamente el Calibre y olvidarte del asunto.

Por otra parte, personalmente utilizo InDesign para maquetar mis libros. Soy bastante pijilla y me gusta que queden bonitos: las líneas bien colocaditas, tal icono en esta esquina, este dibujito en el otro lado… Y esto a veces es un problema. En el formato de Kindle el texto es movible, mientras que si lo maquetamos con InDesign (lo exportemos en pdf, jpeg o lo que sea) lo que estamos haciendo es crear páginas estáticas. Si no tenemos cuidado, el resultado será que lo que nos había quedado tan perfecto en InDesign, cuando esté subido a Amazon tendrá las líneas rodadas, las fuentes del texto desaparecerán en muchas ocasiones, etc. Para evitar que nuestro libro sea un desastre de edición, en el caso de que utilicemos InDesign podemos acudir a la propia página de Amazon y descargarnos el plugin para InDesign y el Kindle Previewer. El plugin nos permitirá exportar nuestro documento directamente para Kindle sin perder cosas tan importantes como las cursivas o las fuentes originales, añadir los metadatos, crear la tabla de contenidos y demás. El Previewer nos servirá para ver cómo queda nuestro libro en un Kindle de verdad (y aquí hay que tener en cuenta que en el Kindle Fire HD no se verá igual que en el Kindle Fire HDX). Por tanto: sí, se puede maquetar para Amazon, pero si no quieres complicarte la vida, lo mejor es que tu libro sea bastante sencillo.

Esto me llevó a plantearme alternativas. Lo primero que pensé fue que me gustaría vender el pdf. No importa si tienes un Kindle u otro e-reader, un iPad, una tableta de los chinos, un PC o un Mac: todos leen pdf. De modo que comencé a informarme y encontré Payhip, una empresa que te permite hospedar ebooks y que cualquier persona pueda comprarlos a través de Paypal o con su tarjeta de crédito o débito. A continuación voy a exponer algunas de las ventajas o características de Payhip que me resultaron más atrayentes:

–          Vendes directamente el pdf formato que, a mi gusto, parte de algunas ventajas ya mencionadas.

–          Puedes fijar el precio que quieras, en cualquier divisa (en Amazon existe un precio mínimo). Eso sí, solo puedes escoger una divisa por cuenta.

–          Solo te cobran un 5% de las ventas (es decir, que te llevas un 95% frente al 35% o al 70% de Amazon), nada más.

–          El pago es inmediato. Alguien compra tu libro y te ingresan los beneficios al momento (frente a los sesenta días de las ventas acumuladas en el mes de Amazon).

–          También permite a los usuarios obtener una previsualización de tu libro.

–          Solo tienes que compartir el link con los clientes, que pueden pinchar en él y comprarlo y, de forma inmediata, Payhip les envía el libro a su email, junto con un link.

–          Los lectores obtienen descuentos a través de Twitter y Facebook.

–          Hay una opción para que el propio comprador pueda elegir cuánto quiere pagar por el libro, aunque tú, como autor, puedes establecer un mínimo.

–          Puedes ofrecer cupones de descuento.

–          Los que no te conozcan también pueden encontrarte gracias al SEO.

Esta es una alternativa aunque, por supuesto, existen más. Pese a ello, yo me he aventurado a subir Cuentos chinos a Payhip. Puedes adquirirlo por  un mínimo de 0,99 euros. Además, cada vez que compartan en las redes sociales mi ebook, ¡recibirán un descuento del 30%! Por supuesto, lo puedes previsualizar gratis.

Adquirir Cuentos chinos: Comprar en la página de Payhip

Sinopsis

Cuentos chinos es una recopilación de cuentos inspirados en las costumbres y la cultura asiáticas. Se fantasea sobre el origen de los palillos para comer, el saludo tradicional o sobre por qué las mujeres se pintaban la cara de blanco. Se habla de la Gran Muralla, del ejército de terracota y del magnífico emperador Qi Shi Huang. Por tener, ¡tiene hasta dragones! El libro está recomendado para niños de ocho a once años y para adultos que quieran pasar un buen rato junto a sus hijos, sobrinos o alumnos. Al final de los relatos también podrás encontrar algunas notas sobre la historia y la cultura chinas. Este es un libro de niños para niños: las ilustraciones las ha realizado una niña de diez años y la propia autora considera que aún tiene edad para columpiarse en el parque. Si te fascina el mundo asiático y quieres que tus niños aprendan y pasen un buen rato, ¡no sé a qué esperas!

Cuentos chinos portada