Caligrama del cadáver exquisito

Este es un caligrama que prometí hacer para el Laboratorio Creativo Anroart, basándome en un ejercicio de cadáver exquisito que realizamos en clase.


A continuación (y con el permiso de mis compañeros) copio el texto bizarro que improvisamos:

Cuando lo empitonó con aquellos cuernos de espuma

sintió en el vientre la caricia de mil cucarachas

que recorrían su piel provocándole escalofríos

y le salían por la lengua como hormigas electrificadas

ciegas, sordas, de una tristeza majestuosa, de la que duele

de esa misma que te para el corazón cuando la ves

de la que tantas veces me hiciste beber

mientras llovía yeso, lirios, dedos, en tu camisa, donde crece pelo

cada gota con un color distinto según el tono de la flor

arranqué una para regalártela; se marchitó en mi bolsillo

sin darme tiempo a dártela y con ella

pude reducir a cenizas tu arrugado corazón

o llenarlo de piojos infames pero bondadosos

negros, chupones, saltarines pero compañeros

feos, chupócteros, aprovechados y fieles

congregados al humor de la cerda escuálida que los esclaviza

haciéndolos felices fósiles en el cisco de los mamotretos.