No me dejes

No me dejes.

No puedo vivir

sin el roce

de tus caricias porosas.

Sin tu aleteo frágil.

Sin tu perfume

de bosque caído,

de estantería sucia,

de termita.

Qué haré.

Cuando me abandonen

tus palabras,

tu aliento de tinta.

Qué letanías

rellenarán mis noches.

No sabré

qué soñar.

Sin ti

solo me queda

un eco blanco

en el cráneo.

No me dejes.

No puedo vivir

sin el roce

de tus caricias porosas.

Sin tu aleteo frágil.

Sin tu perfume

de bosque caído,

de estantería sucia,

de termita.

Qué haré.

Cuando me abandonen

tus palabras,

tu aliento de tinta.

Qué letanías

rellenarán mis noches.

No sabré

qué soñar.

Sin ti

solo me queda

un eco blanco

en el cráneo.

No me dejes…

2 pensamientos en “No me dejes

  1. Muy buen poema, altamente simbólico y comprometido con un “ideal” de Amor.

    Saludos, Aquileana 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.